lunes, 2 de junio de 2014

CUIDAR LA POSTURA CORPORAL EN EL DÍA A DÍA



Artículo subido por Antonio Santiago (1º Bach A)

Cuidar la postura es importante, mucho más de lo que se cree, ya que cuidando la postura no solo se mejora  a nivel estético, sino que la salud mejora considerablemente.
Además  de la salud, el estado emocional cambia, porque cuando cambia la postura el cuerpo enferma y cuando la persona no se encuentra bien, el estado emocional se ve afectado.
Lo primero que se debe hacer es reconocer cuándo hay una mala postura para poder corregirla. Una buena manera de valorar la postura es ponerse frente a un espejo.
Ver si el cuerpo está inclinado a una parte u otra, si existe una elevación entre un hombro u otro, si la cabeza está ligeramente ladeada o si al palpar las crestas iliacas vemos que no están simétricas. Cuando la postura cambia, el cuerpo está hacia una parte u otra, puede producir desequilibrio de las vértebras y causar problemas como lumbalgia, cambios en la curvatura de la columna, tales como escoliosis, lordosis y cifosis.
Cuando hay cambios en la postura, por ejemplo; el cuerpo está inclinado hacia delante  o hacia la parte derecha, puede dificultar la respiración, comprimir órganos como los de la digestión y por consiguiente producir molestias digestivas.
Las malas posturas que se adoptan en el trabajo, muchas horas frente al ordenador, de pie, girando, doblando. etc., nos perjudican. El mantener una buena postura en las actividades que realizamos a diario, disminuye la carga que soporta la espalda y articulaciones ayudando a que el dolor disminuya.
  .
¿Por qué es importante mantener una buena postura?

Más allá de los dolores de espalda o de cabeza que nos puede reportar, una mala postura puede acarrear problemas más graves y duraderos, como por ejemplo fatiga crónica, hernias discales y mala alineación corporal.
Un problema muy típico, sobre todo en mujeres, es la mala alineación de la cadera, ya que en posición de reposo tendemos a cargar todo nuestro peso corporal únicamente sobre una de las piernas. Esta desalineación se acentúa debido a otros factores externos, por ejemplo, el uso de tacones altos.
Las causas de una mala postura son muchas y variadas, pero más importante es que todas tienen solución: el sobrepeso, el poco tono muscular o la posición incorrecta frente a una pantalla son todos problemas que podemos solventar a través de la toma de consciencia de nuestro cuerpo.
A estas causas de una mala postura se podría añadir otra que está tomando fuerza en los últimos años: la desalineación del cuerpo, sobre todo en la zona de la columna dorsal y cervical, debido al uso de móviles y tabletas. Nadie cuando está mandando mensajes por el móvil se coloca el aparato a la altura de los ojos, sino que agachamos la cabeza mientras lo sostenemos en el regazo. 

¿Cómo mantener una buena postura en cualquier situación?

No sólo debemos fijarnos en nuestra postura cuando hacemos ejercicio, sino que debemos ser conscientes de nuestro propio cuerpo en cualquier momento y lugar.
Esperar de pie en la cola del supermercado, o hacer tiempo sentados mientras viene el metro también son ocasiones en las que debemos cuidar nuestra postura.
Si estamos sentados: espalda recta, hombros atrás y abajo, y plantas de los pies apoyadas en el suelo. Recuerda que cruzar las piernas puede entorpecer la circulación y hacernos padecer de piernas hinchadas o cansadas.
Si estamos de pie: pecho arriba y abdomen activado, ya que los músculos abdominales son los que nos ayudan a estabilizarnos. Rodillas un poco flexionadas, y peso del cuerpo repartido entre las dos piernas.
Al caminar: mantener la cabeza arriba y el cuello erguido, y evitar mirar al suelo, ya que puede provocarnos dolor cervical. Asegúrate de pisar correctamente: primero con el talón del pie, para pasar luego hacia la punta.
Al correr: los codos deben ir doblados en ángulo recto para que el movimiento de los brazos acompañe al de las piernas. Debemos pisar con la parte media del pie (nunca recibir el impacto con el talón) para pasar hacia los dedos.
Al dormir: la postura más correcta para dormir es de lado y con las piernas encogidas, ya que es la que mantiene nuestra columna alineada de la forma más correcta. Dormir sobre un buen colchón, y renovarlo cuando sea necesario, es vital para conseguir un descanso de calidad.

¿Cómo puedo mejorar mi postura?

           Para mantener una postura correcta es muy importante que seamos conscientes de nuestro cuerpo en todo momento: darnos cuenta de que estamos mal alineados sin necesidad de sentir dolor es el primer paso hacia una postura correcta y una calidad de vida mayor.
Ciertas disciplinas como el Pilates nos ayudan a tomar consciencia de cada parte de nuestro propio cuerpo, hacerlas funcionar de forma independiente y de manera global. La alineación corporal es uno de los principios básicos del método Pilates que debe practicarse en cada sesión.
Pero también en otros deportes debemos cuidar nuestra alineación corporal: si trabajamos con pesos libres, no deberíamos iniciar un movimiento, especialmente si utilizamos cargas altas, hasta encontrarnos bien alineados. En actividades como el spinning, en la que mantenemos la misma posición durante un largo espacio de tiempo, es importante recibir las indicaciones oportunas sobre la postura correcta.
 La tonificación de la musculatura también es muy importante a la hora de mantener una buena postura: unos músculos fuertes, huesos densos y articulaciones con un buen rango de movimiento nos harán más efectivos y eficientes en nuestros movimientos del día a día.

 Fuentes:
http://www.vitonica.com/prevencion/la-guia-para-mantener-una-postura-correcta