miércoles, 19 de marzo de 2014

Superar el estrés en época de exámenes



Artículo subido por: Alicia Pérez (1º Bachillerato A)

En la época de exámenes tenemos suficiente con todo lo que tenemos que estudiar, pero sí a esto le sumamos que sufrimos de estrés, no nos hará más fácil los estudios. Por eso tenemos que saber cómo superar el estrés en época de exámenes.
El estrés: es la reacción que las personas tienen como  mecanismo de defensa para afrontar una situación que perciben como  amenazante, o cuando se sienten en exigencias excesivas o presiones.
La época de exámenes, la podemos percibir como  una situación amenazante cuando hay mucha presión con el tiempo, con exigencias o expectativas, algunos ejemplos puede ser cuando escuchamos frases como: “de este examen depende tu futuro”, “si fracasas, debes repetir”.
Muchos estudiantes fracasan en época de exámenes, por los niveles extremos de ansiedad  y no por problemas de aprendizaje específico. Los niveles de estrés tan altos se deben a que los estudiantes tienen muchas cosas que hacer y poco tiempo, lo que genera más estrés que la propia realización del examen.
Esta conducta de estrés se representa por medio de pensamientos destructivos, ya que los estudiantes se convencen de que no serán capaces de aprobar, lo que genera ansiedad y baja autoestima. Alguna veces estas sensaciones son tan grandes que los estudiantes podrían dejar de estudiar o incluso no presentarse a los exámenes.


Síntomas del estrés:
  • Emociones: ansiedad, miedo, irritabilidad, confusión.
  • Pensamientos: dificultad para concentrarse, pensamientos repetitivos, excesiva autocrítica, olvidos, preocupación por el futuro....
  • Conductas: dificultades en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo de tabaco, alcohol...
  • Cambios físicos: músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones y respiración agitada...

¿Cómo superar el estrés?
Para disminuir o superar el estrés en la época de exámenes, puedes tener en cuenta los siguientes consejos:
  • Piensa en positivo, usa frases y palabras positivas como: “debo  organizar mi tiempo”, “yo puedo”, “voy a pasar este examen”
  • La relajación, sirve mucho para reducir la tensión. Cuando se observan síntomas físicos o síntomas de conducta, se debe intentar controlar la respiración partiendo de profundas inspiraciones y espiraciones hasta llegar a un ritmo lento y regular. Un ejercicio que te puede ayudar: acuéstate boca arriba, con los brazos al lado, siguiendo el proceso respiratorio por 3 minutos. Luego coloca tus manos alrededor del ombligo y continúa respirando otros 5 minutos más.
  • Ejercicio físico, es recomendable que tengas tiempo para practicar algún deporte, salir a correr, caminar al aire libre. El deporte ayuda porque nos cansa y distrae provocando que el organismo se relaje y consiga liberarse de todas esas cosas que se acumulan, y que poco a poco acaban con nuestra salud física y mental.
  • Relaciones positivas, relacionarte con personas que puedan ejercer una influencia positiva, ayuda a aliviar la tensión. Además cuando se comparte una preocupación se aligera la carga que pueda haber en ti.
Ahora que ya conoces este mal, no dejes que se convierta en un problema para ti, y practica estos consejos para que tengas la época de exámenes más relajada.

FUENTES:
Google imágenes

lunes, 17 de marzo de 2014

La tendinitis



Artículo subido por: Marcos Sánchez Maurera (1º Bach A)

¿Qué es?
Consiste en la irritación e inflamación del tendón, estructura que une el músculo con el hueso. Aunque puede afectar a cualquier tendón, es más frecuente en la muñeca y en los dedos de las manos.

Síntomas de la tendinitis
·  - Dolor al mover la articulación en la que se encuentra el tendón afectado.
·    Dificultades para mover la articulación.
·        Inflamación.
·        Causas de la tendinitis

Generalmente ocurre en adultos jóvenes por un esfuerzo repetitivo o sobrecarga de una zona del cuerpo. Esto provoca que algunos músculos trabajen más que otros, debilitando la zona de los tendones. Por este motivo, las tendinitis se consideran como enfermedades por sobrecarga, y son especialmente frecuentes dentro de la patología laboral y deportiva.
En adultos mayores la tendinitis ocurre debido al envejecimiento de los tejidos, y en estos casos puede haber degeneración del tendón.  
Puede verse afectado cualquier tendón, aunque la tendinitis se observa con mayor frecuencia en la parte superior del cuerpo: destacan la tendinitis del hombro, del codo, y de la mano y muñeca.
De la cintura hacia abajo, es habitual la tendinitis del talón o tendinitis aquílea.

Diagnósticos
El diagnóstico se hace mediante un examen físico en el que se localiza la zona afectada guiándose por el dolor, la hinchazón y el calor en la piel que recubre el área sensible. No son necesarias pruebas radiológicas, que sólo se realizan para descartar otras patologías.

Prevención de tendinitis
Si se quiere esquivar la tendinitis hay que evitar los movimientos repetitivos y la sobrecarga de brazos y piernas. También es aconsejable mantener los músculos fuertes y flexibles. Para ello, hay que ejercitar las extremidades superiores e inferiores, sin repetir excesivamente un mismo movimiento. Se recomienda alternar diversos tipos de movimientos, con pequeños intervalos de recuperación. La aparición de molestias es un indicador de que debe reducirse el ritmo del entrenamiento.
Conviene recordar que la musculatura puede ejercitarse en un plazo breve, de pocos meses, pero otras estructuras como los tendones y las articulaciones tienen un proceso de adaptación muy lento. Poseer la fuerza suficiente que permita realizar determinados movimientos no quiere decir que puedan ejecutarse sin riesgo de lesiones. Cuando se ha permanecido inactivo durante una temporada, debe prestarse todavía más atención a seguir una adecuada progresión en el ejercicio.

Cómo hacer ejercicios caseros para tratar la tendinitis
Realizar movimientos suaves y constantes con peso en la zona donde hay dolor es lo más efectivo.
La mejor forma de combatir la tendinitis en el codo, en el hombro, en la rodilla o en la zona del talón de Aquiles es realizar ejercicios excéntricos, en los cuales se debe colocar pesos en la región que se va a ejercitar y repetir movimientos suaves y constantes.

Fuentes: